martes, 6 de diciembre de 2011

Y CON EL OTOÑO LLEGÓ LA DERMATITIS ATOPICA (PARTE II)

Una vez comentados los aspectos más básicos referentes a la dermatitis atópica, los aspectos más relevantes en cuanto a su tratamiento son los siguientes:

1. Hidratación: suele ser muy beneficioso el baño diario de 5-10 minutos con agua tibia. A veces se recomienda la aplícación de algún aditivo al baño que contenga alguna sustancia emoliente o antibacteriana.
Aplicar justo después del baño, en los 2-3 minutos siguientes una hidratante que suele ser alguna crema que contenga parafina y previamente el medicamento tópico si ha sido prescrito. La función de estas pomadas o ungüentos es la de evitar la evaporación del agua de la piel.

2. Corticoides tópicos: los tratamientos tópicos con corticoides siguen siendo el tratamiento de elección en los brotes atópicos. Uno de los más utilizados es la hidrocortisona, especialmente para la cara y las zonas de los pliegues ya que son áreas más sensibles. Otros corticoides más pontentes pueden ser utilizados en otras áreas.

3. Inmunomoduladores: hoy día disponemos del tacrólimus y el pimecrólimus. Son utilizados como segunda línea de tratamiento. El tacrólimus en pomada ha demostrado una potencia similar a los corticoides tópicos de mediana potencia. Su seguridad es muy alta, evitándose su uso en los menores de 2 años. Suele dar una sensación de ardor tras su aplicación los primeros días de tratamiento.
El otro inmunomodulador es el pimecrólimus, de forma similar al tacrolimus produce una reducción de los ezcemas atópicos. Se suele utilizar más para las lesiones en la cara.
Estas sustancias son más caras que los corticoides.

4. Radiación ultravioleta tipo A y B: han demostrado su utilidad en el tratamiento de la dermatitis atópica. En este caso hay que tener en cuenta que pueden ser causa de cáncer de piel a largo plazo con tras excesivas sesiones en personas de piel clara.

5. El uso de antibióticos tópicos como la mupirocina o el ácido fusídico frente a gérmenes como el S. aureus puede tener utilidad cuando se sospeche que los brotes pueden estar producidos o complicados por este germen. El uso de antibióticos orales es menos frecuente.

6. En casos de mala evolución o que no mejoran con los tratamientos estándares, pueden ser tratados con medicamentos administrados por vía sistémica como el uso de corticoides orales, metotrexato, ciclosporina o mofetil micofenolato.

7. Otras recomendaciones no medicamentosas pueden ser:
- Usar vestimenta holgada y de algodon.
- Temperaturas más frías por la noche se prefieren a las calefacciones ya que estas causan con más frecuencia prurito.
- Usar humidificadores cuando el ambiente sea seco.

1 comentario:

  1. Si te interesa conocer la experiencia de alguien que lleva 21 años luchando contra la dermatitis atópica y cómo la ha superado,

    visita el siguiente enlace:

    http://dermatitisatopica.wordpress.com/

    Lucha contra la DA del mundo

    ResponderEliminar