viernes, 28 de septiembre de 2012

APLICACIÓN PARA UN USO RACIONAL DE LA EXPOSICIÓN SOLAR: PROYECTO SOLSABIO

En la Universidad de Málaga se ha desarrollado un nuevo proyecto para un uso más racional de la exposíción solar como es el proyecto SOLSABIO. Uno de su creadores, el Dr José Aguilera, biológo de la Universidad de Málaga, nos cuenta en qué consiste.




1¿Qué es el proyecto Solsabio?

El proyecto SolSabio es una idea de desarrollo técnológico en el marco de la salud, principalmente dirigida tanto a la prevención de del cáncer cutáneo a través de un uso racional de la exposición solar que potencie los efectos beneficiosos del sol frente a los nocivos.

El proyecto lo formamos dos ingenieros en Telocomunicaciones, Pedro Garrido e Ivan Vera y yo, José Aguilera, Doctor en Biología y Profesor Contratado Doctor en la Unidad de Fotobiología Dermatológica del Centro de Investigaciones Médico Sanitarias, dependiente del Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga. El proyecto cuenta además con la inestimable ayuda del Catedrático en Dermatología, el Prof. Enrique Herrera.

Como todos sabemos, en el marco de Salud Pública actual,  la prevención primaria es una de las estrategias más importantes en la prevención tanto del cáncer de piel como de otros tipos cáncer en humanos. Por un lado, la sobreexposición a la radiación ultravioleta solar, tanto por motivos laborales o por motivos de ocio, circunstancia que ha aumentado significativamente en los últimos 30 años, se ha correlacionado con un aumento significativo en la incidencia de cáncer de piel no melanoma (el tipo de cáncer más común en la población) y sobre todo en las tasas de mortalidad por melanoma maligno, ha generado toda la disciplina denominada fotoprotección cutánea, como mejor estrategia de prevención.

Por otro lado, el exceso de celo en la fotoprotección en ciertos sectores de la población (niños y ancianos principalmente) está llevando a disminuir los niveles de producción de vitamina D3 (cuya mayor fuente es la fotoproducción cutánea bajo exposición a UVB) por debajo de los niveles saludables, y dicha deficiencia se ha correlacionado con un aumento de la incidencia de otros tipos de cánceres internos (ej. Colon, recto…). Actualmente, desde la perspectiva científica, aún reconociendo la importancia de la vitamina D en la salud, se admite la dificultad de dar recomendaciones generales a la población, incluida las dosis  de UV que supongan un beneficio mayor que el riesgo, por lo que la tendencia ideal, como una de las conclusiones evidentes es casi personalizar la exposición solar.

Básicamente en el proyecto sol sabio creemos que es posible personalizar la prevención primaria en salud de forma sencilla y aplicando las nuevas tecnologías.

La idea que nos ha llevado a poner en marcha el proyecto sol sabio puede ser resumida de la siguiente forma:

-La población general está preocupada por los problemas que suponen la sobreexposición a la radiación solar.

-La exposición es inevitable ya que vivimos en un entorno con el sol como motor social y económico y desde la perspectiva de la salud tenemos que aprovechar sus efectos beneficiosos.

-Las herramientas educativas de última generación están a nuestro alcance y como sector docente universitario hemos de aprovecharlas.

-El acceso a la tecnología de última generación es tan sencillo y barato que casi cada individuo de este país tiene acceso directo a internet a cualquier hora del día y en cualquier lugar aprovechando la tecnología Smartphone.

-Hay que suministrar a cada usuario herramientas de fácil manejo para control de su exposición solar como es el suministrarles dispositivos inteligentes de control de dicha exposición.


2. Básicamente, ¿cómo funciona la aplicación SolSabio?

En una primera fase del proyecto, aprovechando el elevado porcentaje de población que dispone de telefonía móvil, y la tendencia generalizada del uso de la telefonía móvil como herramienta de ocio, trabajo y presencia (uso de las redes sociales), el campo educativo e informativo es inmenso. Por tanto el proyecto SolSabio quiere aprovechar dichos entornos para educar e informar a la sociedad de los riesgos/beneficios del sol. En una primera fase, que ha surgido a partir del proyecto fin de carrera de uno de los integrantes del proyecto, se ha desarrollado la aplicación SolSabio para el control de la exposición solar utilizando la información de pronóstico del tiempo ofrecida en páginas profesionales (ej. Web de la AEMET) y llevarlos a los usuarios comunes en un lenguaje comprensible para todos los sectores de la sociedad.
De forma breve, la aplicación funciona de la siguiente forma: Cada vez que el usuario abre la aplicación, ésta localiza la ubicación física del usuario (via redes móviles)  y se conecta automáticamente por internet a la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y de ahí se obtiene el valor del índice Ultravioleta en la estación de la AEMET más cercana a la posición del usuario. El valor que ofrece la AEMET es el valor de Indice de Ultravioleta con efecto eritemático máximo diario, el cual corresponde al mediodía solar.
La aplicación cuenta con una serie de algoritmos matemáticos de cálculo del valor de ultravioleta en cada momento del ciclo diario solar, basado en los modelos de radiación solar aceptados por los estamentos científicos internacionales.
A partir del valor de radiación UV potencial en cada momento, se calcula la dosis de exposición tanto para la producción de eritema, como para la producción de vitamina D en la piel (que corresponde a ¼ de la dosis de radiación eritemática) en base a su fototipo cutáneo (que previamente el usuario ha establecido tras hacerse un test en el momento de la instalación de la aplicación). El usuario dispone de una alarma para el control de la exposición y la aplicación aparte funciona como herramienta explicativa de las diferentes herramientas de fotoprotección y consejos de una exposición solar lo más saludable de acuerdo a su fototipo cutáneo.

Y por otra parte, estamos en el trabajando en el diseño de sensores inteligentes tanto de luz ultravioleta como luz visible de bajo coste y con comunicación inalámbrica para su aplicación fotobiología dermatológica y en la fototerapia. De está forma el usuario tendrá las medidas reales de radiación solar en el teléfono móvil y no a través de los datos tomados de la web. Se aplicarán sensores basados en fotodiodos específicos para ultravioleta B, ultravioleta A, luz visible y fotodiodos con corrección para los espectros biológicos de producción de eritema cutáneo y de producción de vitamina D3. Los sensores tipo fotodiodo estarán integrados en un dispositivo que enviará la información de las medidas, vía tecnología bluetooth, a intervalos de segundos, a diferentes dispositivos como Smartphone, Tablet PC o PC para su posterior procesado.

3. ¿Cuáles son las principales aplicaciones prácticas?

Para entender mejor los usos de estos sensores a continuación se va a ilustrar con 2 escenarios posibles:

Escenario 1.-Paciente de alto riesgo a la exposición ultravioleta (como los tratados de algún tipo de cáncer cutáneo o pacientes transplantados los cuales son sometidos a inmunosupresión y han de evitar la sobre exposición solar). Disponen de un sensor UV en dispositivo colocable en zona corporal fotoexpuesta y que por bluetooth le envía los datos de radiación al teléfono, el cual contabiliza la dosis solar a la que se expone el paciente (paseando por ejemplo) y que por un lado la alarma le avisa del tiempo necesario de exposición para la síntesis de vitamina D3 ideal y por otro le avisa cuando llega a la dosis mínima eritemática por la cual debe evitar continuar con su exposición solar.

Escenario 2. Paciente con carcinoma basocelular o queratosis actínica que ha de ser tratado con terapia fotodinámica (basada en la aplicación de un fármaco fotosensibilizante que 2 horas después de su aplicación va a recibir una dosis alta de luz roja que excitará el fármaco produciendo un incremento de radicales oxidados que eliminan las células cancerosas del tejido). Para evitar esperas innecesarias en el hospital, así como ahorrar en fuentes de luz roja artificiales el paciente se somete a la exposición solar, por lo que se le suministra un sensor de luz visible de bajo coste. Dos horas tras la aplicación del fármaco, el paciente se expone directamente al sol durante el tiempo que le indica la aplicación del smartphone que está calculando la dosis de radiación roja procedente del sol durante dicho período de exposición.
 

     4.   ¿Cuándo estará disponible?



Actualmente el software es totalmente operativo pero está en fase de desarrollo, sobre todo a nivel gráfico y manejabilidad, pero ya se puede descargar su versión para el entorno Android desde internet en la dirección (http://solsabio.wordpress.com).
En este momento se han abierto las tres vías de trabajo. Primero en acabar el diseño de la versión de la aplicación y en segundo lugar ya estamos en el desarrollo de los sensores de radiación tanto ultravioleta como visible y estamos en preparación de varias patentes de invención sobre dichos sensores. La tercera via abierta es la de búsqueda de financiación que apoye el desarrollo y aplicabilidad de los productos y ya nos hemos presentado al concurso de ideas empresariales Spin-Off de la Universidad de Málaga y en el que hemos obtenido el primer premio en la modalidad de Creación de proyectos empresariales a partir de grupos de investigación.
Además desde la Universidad de Málaga nos han  seleccionado para participar en el Concurso de Ideas Emprendia2012, que abarca todo el ámbito Iberolatinoamericano.

La información sobre el desarrollo del proyecto SolSabio se puede seguir en la pagina web del grupo de trabajo.
Dr José Aguilera

Curriculum del Dr José Aguilera:

Licenciado en Biología en el año 1992 en la Universidad de Málaga realizó su tesis en el Departamento de Ecología de la Universidad de Málaga especializándose en la influencia en la luz visible y ultravioleta en el control metabólico de organismos vegetales marinos.
Tras la obtención de una beca del MEC para investigación en el extranjero, realiza estancia Postdoctoral (1997-1998) en Alemania (Instituto Alfred Wegener de Investigaciones Marinas y Polares). Continúa en dicho instituto hasta finales de 1999 al obtener una beca de la Fundación Alexander Von Humboldt de Alemania. En el año 2000 se incorpora a la Universidad Málaga con una beca postdoctoral de reincorporación del MEC (2000-2002) y desde 2002 hasta 2006 es Investigador Contratado en el Programa Ramón y Cajal por la Universidad de Málaga. Tras el disfrute del Contrato Ramón y Cajal obtiene plaza como Profesor Contratado Doctor en el Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga. Es Investigador de la Unidad de Fotobiología Dermatológica y Oncología Cutanea del Centro de Investigaciones Médico Sanitarias. Pertenece al grupo investigador CTS-162 . Cáncer Cutáneo de la Junta de Andalucía.
Desde hace 10 años viene investigando en los efectos de la radiación ultravioleta principalemente centrados en los humanos, especializándose en fotobiología dermatológica básica y aplicada, principalmente en fotocarcinogénesis, en fotoprotección y en fototerapia.
Ha participado en 10 proyectos de investigación nacionales e internacionales, 6 contratos de investigación universidad/empresas, en 2 acciónes integrada Hispano/Alemana, ha dirigido 3 tesis doctorales y dos tesis de licenciatura. Tiene más de 50 publicaciones (cuarenta de ellas en revistas indexadas en el JCR) y ha participado en multitud de congresos nacionales e internacionales, así como 7 estancias de investigación en el extranjero. Es autor de 16 patentes nacionales y 4 patentes internacionales en el campo de la aplicación de sustancias aninoacídicas extraidas de algas marinas con alto poder de absorción ultravioleta en el desarrollo de fotoprotectores solares de origen natural. Una de esas patentes obtuvo el Primer premio en la primera convocatoria de los Premios de Patentes de la UMA INVENTUM.
Desde la unidad de Fotobiología Dermatológica trabaja además en la calibración y medida de unidades de fototerapia de diferentes hospitales españoles, análisis del grado de fotoprotección de tejidos y de fotoprotección de formulaciones galénicas y ha creado la primera unidad de fotodiagnóstico de Andalucía, donde reciben pacientes de diferentes procedencias para el diagnóstico de diferentes patologías relacionadas con la exposición solar.
Es miembro activo del Grupo Español de Fotobiología que pertenece a la Academia Española de Dermatología y Veneorología
Con el proyecto SolSabio ha ganado el primer premio en la última edición del programa Spin-off para emprendedores de la Universidad de Málaga.



Gracias por todo Dr Aguilera.



 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada